Facebook Google+
Historia

El territorio lomense es atravesado por los rieles del Ferrocarril del Sud, que en agosto de 1865 habilita su primer tramo entre Constitución y Jeppener, localidad que hoy está en jurisdicción del partido de Coronel Brandsen. Inicialmente se proyectó construir la estación ferroviaria de Lomas a la altura de la actual calle Pereyra Lucena, en las cercanías de las "Tres Esquinas", que en ese momento era el núcleo de población más importante del partido. La posterior decisión de levantar la estación en el lugar en que se encuentra actualmente provocó el crecimiento edilicio y comercial en torno al sitio elegido. A esa circunstancia se debió que la calle Lapida (antiguamente Progreso, que adquiere su nombre actual el 13 de marzo de 1876) se convirtiera en la principal arteria del distrito..

Fotos de la primera estación de Lomas del Ferrocarril del Sud y la estación a principios del siglo.

Foto de la Calle Laprida a fines del siglo XIX.

El crecimiento que experimentó el partido atrajo nuevas corrientes de población, naciendo pueblos y villas que requerían la habilitación de nuevas estaciones. Jorge Temperley hizo donación de una amplia fracción de tierra para la construcción de una nueva estación -que hoy lleva su nombre- y fue inaugurada el 13 de enero de 1871. Dos años más tarde comenzó a funcionar la de Banfield y en agosto de 1884 la de Llavallol, perteneciente al Ferrocarril del Oeste, en la línea de la que luego se haría cargo el Ferrocarril del Sud. La estación Santa catalina del Ferrocarril Oeste (línea Mármol-Haedo), entró en servicio en 1886, mientras que la de Turdera quedó habilitada en diciembre de 1909, y Remedios de Escalada -primitivamente Parada Talleres- en agosto de 1923, hallándose entonces en jurisdicción de Lomas de Zamora.